Gibson – Pure Gibson

Una campaña pensada para lo amantes del rock, digna de esta legendaria marca de guitarras.

En una ocasión anterior les había comentado que amo la buena publicidad. El trabajo promocional bien hecho, es digno de admirarse.

Como tal, hoy toca el turno a una campaña pensada para las legendarias guitarras Gibson. Quizás, (aunque no quisiera asegurar esto), la marca de guitarras más famosa del mundo. Con modelos tan icónicos como la Les Paul, la SG, la ES y la Flying V. Mismos que se lucen en la serie de gráficos.

Nuevamente, una campaña más que muestra el producto y el logo de la marca a todo lo que da, sin caer en el exceso o el mal gusto. Incluso, va más allá. No es una campaña para todo el mundo. Al contrario, es tan insightful que sólo los fanáticos del rock y sus subgéneros, son los que encontrarán el chiste a la relación entre cada una de las comparaciones presentadas.

Qué buena campaña. Como música para los oídos.

Ficha

Agencia: No acreditada.

Fecha de publicación: Septiembre, 2005.

País: No acreditado.

Vía: Ads of the World.

B.

McDonald’s – Tasty Mornings

El buen gusto es el principal componente de esta campaña gráfica para McDonald’s.

Me gusta mucho la publicidad. Esa publicidad que son buenas campañas, conformadas por buenos anuncios.

Justo como la siguiente campaña para los desayunos de McDonald’s. Misma que luce una dirección de arte impecable, técnicamente artística.

Una campaña gráfica que nos comprueba que se puede mostrar el producto y el logo de la marca a todo lo que da, sin caer en el mal gusto. Al contrario, el gusto es el objetivo mismo.

Ficha

Agencia: FP7 / McCann.

Fecha de publicación: Abril, 2020.

País: Emiratos Árabes Unidos.

Vía: Ads of the World.

B.

Michelle Obama y Prince

Parece que el fotógrafo de la portada de la biografía de Michelle Obama, está claramente influenciado por la portada del segundo disco de Prince.

Hace poco exponía con algunos miembros del equipo en Life On Mars, la agencia de marketing digital / empresa tecnológica en la que colaboro, la teoría creativa de Everything is a Remix.

Dicha teoría nos plantea que todo lo que conocemos, no es otra cosa que la mezcla de dos o más referencias previas, llevadas a un nuevo contexto y mostradas en una presentación más actual.

En ese sentido, dada mi afición a la música y los libros, me he encontrado con el curioso caso que les mostraré a continuación.

Por una parte, tenemos la cubierta del segundo álbum de Prince, titulado de manera homónima y que saliera a la venta en el año de 1979. Por la otra, la portada de la biografía de Michelle Obama, “Becoming Michelle Obama“, publicada en el 2018.

La dirección de arte de la primera, muestra una fotografía de Jurgen Reisch, acompañada del trabajo de los directores de arte, George Chacon y Lynn Barron de RIA Images.

La segunda, es una imagen acreditada al fotógrafo Miller Mobley. Un reconocido retratista especializado en el jet set. Además de un trabajo conjunto del maquillista Carl Ray, la estilista Meredith Koop y la peinadora Yene Damtew.

Según una nota del Washington Post previa al lanzamiento de la biografía, Obama mandaba el mensaje de que su libro iba a ser todo, menos “un pesado tomo de política”.

Conociendo a Prince, seguramente fue una sesión fotográfica meticulosamente planeada. Con toda la intención de mostrar sensualidad y sofisticación. Evidentemente como el músico concebía dichos conceptos en aquel entonces.

El resultado escogido de ambas sesiones es casi, si no es que el mismo. A la par muestran los hombros descubiertos, así como el cabello suelto y ondulado. El look de Obama es casual y glamoroso. El de Prince, atrevido y provocador.

¿Se puede juzgar el contenido de cada material por su portada? Por supuesto que no.

El editor del libro de Michelle Obama, en su momento opinó que: “Es un material de una honestidad infalible y un ingenio vivo. Un libro en el que Michelle cuenta su historia tal como la ha vivido, en sus propias palabras y en sus propios términos”.

La producción de Prince, impecable como siempre, fue un reflejo de su ánimo en esa época. Su disco anterior, el “For You” de 1978, tenía una portada obscura y para el presente, estaba envuelto en un brillante cielo azul. La imagen de Reisch, es una de las más honestas e impactantes que se han tomado de “el artista”.

Como conclusión, más allá de la influencia que se pueda ver de una imagen en la otra, les diré lo que encuentro:

  • En ambas se muestran a personas afroamericanas exitosas e influyentes.
  • Ambas son personas que comenzaron su carrera lejos de donde la terminaron.
  • Las dos, lograron abrirse paso hasta forjarse un título nobiliario en la élite de los Estados Unidos.
  • Una, llegó a vivir en la Casa Blanca. El otro, hacía caer Lluvia Morada.
  • Y evidentemente, tienen un lugar asegurado en la historia.

Prueba de ello, es que sus rostros lucen en sus respectivas portadas.

B.