Categorías
Blog

Escribir ayer, hoy y quién sabe mañana

Hace catorce años comencé a escribir en una computadora bastante tosca. Hoy lo hago en un dispositivo sumamente portátil.

Hace catorce años, cuando comencé a escribir por primera vez en este blog, lo hacía en una computadora bastante tosca.

Después, cambié a otra máquina de escritorio a la que se le podían sacar más posibilidades.

Luego, con mi laptop vino un cambio más portátil. Y con la tablet, las cosas cada vez se fueron poniendo más ligeras.

Al día de hoy, escribo directamente desde mi celular.

Tal vez, en un futuro no muy lejano, siga escribiendo en este blog mediante un dispositivo cada vez más ligero. A lo mejor mis lentes, quizás mi reloj.

O quizás desde una resina en mi muela. Ya veremos.

B.